Un escritorio de oficina es considerado uno de los elementos de trabajo más importantes. Apropiado para escribir y guardar objetos en sus cajones, no sólo es una mesa, también, puede ser utilizado de formas variadas incluso como mostrador o recibidor.

En general, el escritorio de oficina puede ser la parte más importante de una dependencia de trabajo. En ocasiones puede llegar a ser la oficina en sí mismo cuando es el elemento más grande y de mayor relevancia para laborar.

Si está ubicado en la entrada, un escritorio de oficina puede ser considerado como el primer elemento que ayuda a recibir a quienes visitan las dependencias. Cuando está situado en la dirección, suele ser amplio y determina una sensación de autoridad e influencia.

De la misma forma, ubicado en una tienda puede separar el espacio y mostrarse como una dependencia, en donde se desarrollan las labores administrativas de dicho espacio.

Como vemos, el escritorio de oficina, no sólo se considera como un elemento sobre el cual se desarrollan las labores cotidianas. Puede ayudar a mostrar orden y trasmitir sensaciones con propósitos específicos.

Es importante tener en cuenta los ejemplos anteriores a la hora de buscar el ideal. El escritorio de oficina debe escogerse con dos parámetros fundamentales uso y aspecto. Es importante determinar quien lo va a usar y para qué lo va a utilizar.

  • En cuanto a quien se va a sentar a desarrollar su labor ante él, es importante determinar algunos aspectos. La estatura es importante para conocer la altura de la mesa. Si lo van a usar diferentes personas y su tamaño varía considerablemente, se puede elegir un escritorio de oficina con una altura graduable.
  • El cargo que desempeña también se tiene en cuenta a la hora de elegir. Si es de alto rango se puede escoger un amplio y limpio escritorio. Mientras que, si la persona no va a permanecer mucho tiempo en la oficina, se puede utilizar uno que satisfaga las necesidades de espacio.
  • Encontramos casos en los cuales las labores requieren largas jornadas sentado ante un escritorio de oficina. Aquí la ergonomía es fundamental, para escoger uno que permita a la persona desarrollar su trabajo de una manera cómoda y adecuada. Posiblemente uno en forma de L sea el más adecuado para tener más espacio y poder separar las labores.
  • Otro aspecto importante es el uso que se le va a dar. No es el mismo escritorio de oficina el que le sirve a un diseñador que utiliza mucho tiempo su computador sin más elementos necesarios; o aquel necesario para otro que dibuja y requiere colocar sobre éste, otros objetos de oficina.
  • Si es necesario un sitio de trabajo que funcione como recibidor y a la vez, de espacio de trabajo de alguien encargado de esta labor; se puede escoger un escritorio de oficina que sea totalmente cubierto al frente y con una altura de, por lo menos un metro, para que sirva de recepción y cubra los elementos de oficina del trabajador.

Escoger el escritorio ideal es bastante importante ya que ayuda a desempeñar de una mejor manera las labores cotidianas y trasmitir el mensaje que se quiera. Puede ser de un sitio relajado, serio, confiable o el que se busque. Por ello es bueno tomarse el tiempo y asesorarse para decidir el que más convenga.

Imagen, cortesía Strong Project

BUENAS COSAS...Suceden a todos los que reciben nuestros correos electrónicos.

Ofertas especiales, nuevos productos, artículos interesantes y en general muchas cosas maravillosas. :)

× Hablemos por WhatsApp