Usualmente se piensa en ergonomía cuando se habla de muebles en general y muebles para oficina. pero, a veces, no se sabe exactamente a que se refiere con este término. En un resumen muy claro, la ergonomía podría verse como la comodidad. Entonces es algo con lo que estamos en contacto todo el tiempo, pero no siempre es la primera palabra que tenemos presente.

¿Por qué usar muebles ergonómicos?

Porque una silla de oficina o un mueble que es incómodo al cabo de un tiempo de estar siendo utilizado, nos remite a ella inconscientemente y nos muestra que no estamos usándolos para el fin con el cual fueron diseñados. Aún en estos casos no la llamamos o definimos como tal.

Es por lo anterior que los muebles y la mayoría de elementos utilitarios, tienen una ergonomía diferente o adecuada para el uso al cual se va a destinar. No es lo mismo sentarse a trabajar con un ordenador en una silla de restaurante o de bar sin espaldar, que una cómoda silla apropiada para computador.

Una silla de restaurante ha sido diseñada con unos materiales adecuados para su uso. Con resistencia específica y materiales propios. En cambio, la ergonomía de una silla para computador tiene las características determinadas, las cuales logran que una larga jornada de trabajo o estudio sea más llevadera y soportable, es decir, cómoda.

Quien se sienta en una silla en su lugar de trabajo, debe poder regular la altura. El espaldar tiene una elevación apropiada para aquel que la usa y la opción de apoya cabezas junto con brazos cómodos. Esta puede ser la alternativa ideal cuando se piensa en pasar un largo tiempo en ella. A través de la ergonomía podemos suplir estas necesidades.

Variables a tener en cuenta cuando de ergonomía se habla

La ergonomía no sólo piensa en componentes aislados de los muebles como la silla para computador o el escritorio, la ergonomía toma tres variables importantes: quien los usa, lo que se utiliza y aquello que se va hacer. Lo podemos determinar así:

  • Humano, quien hace uso de ella
  • Máquina, aquello con lo que se va a trabajar
  • Trabajo, lo que se desarrolla con esos elementos.

Tener en cuenta estas tres variables para la mejor interacción de cada uno con las otras es lo que hace la ergonomía. Escoger una apropiada silla cómoda es sólo parte de un adecuado lugar de trabajo. Los muebles de oficina o de estudio también deben tener en cuenta que el escritorio correcto y enseres, en general, mejoran la productividad de quien los va a utilizar.

En algunos casos los diseños cuentan, incluso con tallas. Ellos tienen presente el peso y los movimientos realizados por quienes los van a utilizar. Estos son aspectos bastante importantes para la mejora de las labores. La ergonomía, busca la eficacia a la vez que puede evitar futuros problemas de salud.

La ergonomía busca optimizar el bienestar humano y al conseguirlo mejora el rendimiento a través de la comodidad. Estos son los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de buscar escoger los muebles adecuados y los elementos de trabajo con los que se van a interactuar para las labores cotidianas.

Conclusión

El rendimiento se mejora cuando el bienestar se optimiza, y por ese simple hecho basta para que invirtamos en un buen par de sillas ortopédicas, con el fin de que el trabajo de nuestros empleados sea más ameno, así como para brindarles tranquilidad y relajación para evitar una mala postura, que podría acarrear graves problemas más adelante.

Imagen, cortesía Human Solution

BUENAS COSAS...Suceden a todos los que reciben nuestros correos electrónicos.

Ofertas especiales, nuevos productos, artículos interesantes y en general muchas cosas maravillosas. :)

× Hablemos por WhatsApp