Escoger muebles para oficina es todo un arte de buen gusto, funcionalidad, comodidad y decoración. Varios factores de fabricación influyen en el momento de seleccionar el mobiliario adecuado para este espacio de trabajo.

Pero en muchas ocasiones no se tiene en cuenta algo realmente importante que de hecho determina el precio de los muebles y es el material con que están fabricados. Cada insumo base de fabricación determina la durabilidad del mueble, su resistencia y las bondades que ofrece en cuanto a diseños y acabados.

¿Cuáles son los materiales más usados en la fabricación de muebles para oficina?

Ten en cuenta que según el insumo con que se fabrique el mueble, así se determinará el precio de venta del mismo.

Madera

Tal vez es el material de mayor demanda por parte de los compradores de muebles en general, incluso de oficina. Es tradicional fabricar muebles de madera ya que aportan calidez al ambiente, hacen de cualquier lugar un espacio acogedor y son de larga duración.

Debido a que la madera natural es un poco escasa en el mercado y su precio más costoso, normalmente se combina con tableros de aglomerado como base principal la cual se cubre con madera natural o con melamina. La madera más utilizada es el Pino debido a que es más económica con respecto a otras como el Nogal, el Fresno o Haya.

La ventaja de los muebles de madera es que son muy resistentes; ideales para mesas de estudio, escritorios, bibliotecas, ya que no se torcerán ni se volverán curvos. Son fáciles de tallar y trabajar; su acabado natural es agradable al tacto y visualmente hermosos.

Sin embargo todo depende del tipo de madera escogida. Si es muy económica el mueble no resistirá golpes o se pueden rayar fácilmente (caso del Pino), y si están expuestos al calor o al exceso de humedad el mueble puede deformarse o agrietarse.

Aglomerado recubierto de melamina

Un aglomerado de madera es un material que se vende en forma de tableros. Está compuesto por pedazos de madera de diferentes tamaños, unidas entre sí por resina o cola y luego prensados a temperatura y presión controlada para dar forma al tablero. Los aglomerados son las maderas más económicas ya que están hechos con virutas y pedazos de madera sobrantes de los cortes de maderas naturales o de los aserraderos.

Por su parte la melamina o chapa sintética, es una lámina decorativa sintética que se pega sobre los tableros de aglomerado. Por lo general suelen ser PVC o ABS (plástico). Permite diferentes acabados, incluso imitación de madera lisa o con relieve hasta el punto que no es fácil diferenciar a simple vista si el mueble es de madera auténtica o de melamina.

La ventaja de estos muebles es que la melamina es muy resistente a la humedad, a los agentes químicos, a los rayones, al vapor y la erosión. Son más baratos, fáciles de limpiar y su costo de mantenimiento es bajo, aunque no resisten mucho peso. Este material es una excelente, decorativa y funcional alternativa al escoger muebles para oficina.

Conclusión

Así pues, gran parte de nuestro equipo de oficina puede estar hecho de algunos de estos materiales, y por eso te invitamos a que conozcas más de ellos. Conociendo la ventaja que trae cada material, podrás elegir los muebles dependiendo de la función que tendrán, y así escoger el material que sea más útil para tu finalidad.  

Si quieres ver más acerca de las opciones con las que fabricamos nuestros muebles.

BUENAS COSAS...Suceden a todos los que reciben nuestros correos electrónicos.

Ofertas especiales, nuevos productos, artículos interesantes y en general muchas cosas maravillosas. :)

× Hablemos por WhatsApp