Todos los componentes de una oficina favorecen la productividad. La iluminación, el espacio, la decoración y la ventilación son muy importantes. Sin embargo, el mobiliario de oficina resulta ser un elemento tan trascendental que puede llegar a favorecer o a afectar a un trabajador en el momento de realizar sus tareas.

En ese orden de ideas los muebles se constituyen en uno de los aspectos más relevantes a la hora de armar o remodelar una oficina, ya que son elementos con los que más contacto permanente tienen los colaboradores de una compañía. Lo ideal es que el mobiliario de oficina tenga buen estilo y a su vez sean muy funcionales, flexibles y cómodos.

8 tips para elegir adecuadamente el mobiliario de oficina

  1. Analizar muy bien el tipo de labor que se van a realizar en estos muebles. Con ello se podrán escoger acertadamente muebles funcionales, pero por sobre todo aquellos que cuiden la salud, la postura y la ergonomía de quien los vaya a utilizar. De paso que sean sencillos y elegantes como parte de una impecable imagen corporativa.
  2. Determinar exactamente con qué espacio se cuenta para escoger los muebles. Comprar hermosos muebles muy grandes para un espacio pequeño no es lo adecuado. Lo correcto es adquirir mobiliario acorde al espacio, sin que dejen de ser hermosos y funcionales. Es mejor tomar antes las medidas de la oficina. Si necesitas asesoría en tu proyecto sigue este link.
  3. Escoger los materiales de fabricación del mobiliario de oficina según el entorno y a las actividades a realizar. Lo ideal es buscar muebles de materiales garantizados de alta calidad, resistencia y duración y una adecuada vida útil.
  4. Tener muy en cuenta los colores del entorno de la oficina, la pintura de las paredes, la decoración y el estilo y por supuesto, los colores corporativos. De estos tonos depende el tipo de mueble y el color que se seleccione que debe ser armónico con todo el espacio.
  5. Verificar muy bien el precio. Es uno de los factores más importantes. Evaluar la marca, el respaldo y garantía, la funcionalidad, tiempo estimado de vida útil y materiales de fabricación son aspectos que pesan en el momento de escoger el mobiliario y aceptar pagar un determinado precio. En la mayoría de ocasiones el precio está directamente asociado a la calidad del producto.
  6. Escoger escritorios espaciosos y cómodos hará que los trabajadores realicen sus labores en amplitud y ergonomía. Se recomiendan escritorios de 70 cm de alto, 120 cm de ancho y 70 cm de fondo preferiblemente con acabado mate para evitar reflejos de luz en los ojos.
  7. Elegir buenas sillas también es fundamental. La mayor parte del tiempo los trabajadores pasan sentados en sus sillas. Por eso se deben escoger sillas ergonómicas, cómodas, flexibles ajustables en altura y respaldo, preferiblemente con asiento acolchado y con base de ruedas.
  8. Acompañar un buen escritorio y silla con buenos y adecuados gabinetes. Estos muebles ayudan a mantener el orden en las oficinas y a preservar en perfecto estado los documentos y archivos. Lo ideal es que los gabinetes tengan puertas o cajones que cubran la papelería o libros.

    Conclusión

     Ergonomía, colores y tipos, tienen que estar equilibrados para que, tratándose de sillas, ayuden al rendimiento en la mayor medida posible. Los escritorios deben ser funcionales y cómodos, pero la vida útil de todos ellos debe estar muy presente en nosotros. 

    Minimizar los costos también es muy importante, eso sí, sin deteriorar la calidad, para así sacarle el jugo al mobiliario.

     

    Imagen cortesía de estelservice.com, si quieres saber más acerca de este concepto sigue este link

BUENAS COSAS...Suceden a todos los que reciben nuestros correos electrónicos.

Ofertas especiales, nuevos productos, artículos interesantes y en general muchas cosas maravillosas. :)

× Hablemos por WhatsApp